martes, 27 de junio de 2017

Eterno principio

Quiero escribir un texto que mañana cambie de forma. Quiero escribir un texto lleno de verdades que se reconviertan en otras verdades antes de pasar por mentiras. Quiero escribir el texto que me acompañe para siempre. Quiero escribir un texto para destinatarios permeables. Quiero escribir un texto que se lea desde el pasado y no tiempo después de escrito. Quiero declararle la guerra a la palabra. Quiero hacer una huelga vocal para callarme a mí mismo qué decisiones debí tomar y cuáles no. Quiero destruirlo todo a la vez que no hago ningún cambio. Quiero renunciar al verbo y vivir antes, quiero vivir en el principio y no después. Quiero que mis significados sean trascendentales. Quiero reivindicar las taquicardias. Quiero ser único. Quiero vivir de pena y morir de alegría. Quiero pensar en formas de comunicación que no existan. Quiero alimentar la llama y quemar algo feo sin esperar cenizas bellas. Quiero escribir un texto que se salve. Quiero escribir un texto que se adapte al todo y a la nada. Quiero escribir un texto que me abrace por la noche y duerma conmigo. Quiero escribir algo que para ti sea puro éxtasis neuronal. Quiero escribir una conversación. Quiero escribir algo que no tenga que morir para haber sido. Quiero escribir millones de notas y grabarlas en mis ojos, por si alguien quiere leérmelos. Quiero escribir la muerte hasta la muerte misma. Quiero escribir un texto que se escriba a sí mismo. No quiero ningún final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario